Daisy Cooks! with Daisy Martinez Shop Daisy!
 
PÁGINA PRINCIPAL
ACERCA DE DAISY
RECETAS
FUENTES
ACERCA DEL PROGRAMA
PATROCINADORES
AREA DE PRENSA
CONTÁCTENOS
SHOP DAISY
[ daisy in english ]
Visit our Sponsors!
click for more info on our sponsors!
Daisy en sus propias palabras     Acerca de Daisy

"Aunque talvez no tendría ni 3 años, recuerdo claramente correr escaleras abajo, dejando atrás nuestro apartamento, para llegar al de mi Abuela, en el piso principal de su casa de dos familias, para rogarle me cocinara uno de sus desayunos maravillosos.

"La cocina de la Abuela era un lugar encantado. No había un solo instante en el que algo no se estaba cocinando en la estufa. Bacalao sumergido en agua en el fregadero, mientras una olla de habichuelas hervía al ritmo de un pilón aplastando ajos. Mi tio y su familia vivían al doblar de la esquina y disfrutaban de la comida de la Abuela tanto como nosotros. Solo tengo que cerrar los ojos, y veo a mi Abuela, su cabello largo, su bellísima mesa de comedor vestida de fiesta con su mantel blanco, coronada con los magníficos platos del desayuno del domingo.

"Veníamos de la misa a encontrar inmensos platos con chorizos, plátanos dulce y huevos "vestidos de toreros", llamados así, porque sus bordes dorados son similares al borde de los jackets de un matador. Lonjas de pan caliente completaban el desayuno, y el aroma a café con leche perfumaba el aire. Conversaciones alegres llenaban la casa y la hermosa sonrisa de la Abuela iluminaba el comedor, al tiempo que ella observaba a su familia disfrutando de los manjares que preparaba con amor.

"En el verano, visitábamos mi Abuela materna Mamá Clotilde en Puerto Rico. Su casa era tan mágica como la de todas las personas que viven para cocinar y compartir. Sembraba todas sus hierbas, y habichuelas, y tenía un montón de gallinas. En su patio lleno de árboles de bananas, mangos y aguacates--algunos del tamaño de una bola de fútbol Americano, casi todo lo necesario para el desayuno, almuerzo o cena se encontraba.

"La cocina de Mamá Clotilde era tan activa como la de la Abuela. Comenzaba las habichuelas temprano en la mañana y a eso de la 1 de la tarde la mesa estaba lista, con arroz blanco, habichuelas rojas con papas y un pollo frito delicioso ,o una bella ensalada de bacalao--bacalao con papas sazonado con aceite de oliva y limón.

"En esos días, yo pensaba que todo el mundo hablaba Español, y que todo el mundo comía tan bien como nosotros! Al ir creciendo y conociendo mas Latinos, me dí cuenta que esta celebración de la vida y la familia a través de la comida era verdaderamente una experiencia que todos teníamos en común. Compartimos raíces profundas con Europa, además de ser una cultura que refleja influencias Africanas, y una religión común. Nada refleja estos lazos en común como nuestra comida, y nadie es tan apasionada con ella como yo.

"La gente generalmente me pregunta donde aprendí a cocinar. Ya adulta, ingresé al French Culinary Institute en Manhattan para aprender las técnicas clásicas de chefs con experiencia, pero aprendí a cocinar de mi Mamá y mi Abuela. Agradezco la experiencia que adquirí en el FCI, pero los días pasados en las cocinas de mi familia me dieron una lección incomparable sobre la comida que viene del corazón.

"Me parece divertido que, mientras asistía al FCI-bastión de la cocina tradicional Francesa--la comida tradicional Puertorriqueña, que preparaba diariamente para el almuerzo, era siempre un éxito. Al poco tiempo, mis instructores pasaban por mi estación a la hora del almuerzo, para ver que sorpresa--Pasteles, Mariscada en Salsa Verde o Paella a la Valenciana- traía entre manos ese día. Estas comidas cantan, y seducieron a instructores y estudiantes por igual.

"Los Latino-Americanos son el grupo minoritario de mayor crecimiento en los Estados Unidos y se predice que este número aumentará en un 35% en los próximos años. Sin embargo, el resto de América conoce muy poco de nuestras comidas regionales (lo mismo pasa con otras cocinas en este país. La "Cocina Francesa" era antes sinónimo de coq au vin o pate, antes de que los Americanos comenzaran a viajar a Francia y antes que los chefs Franceses comenzaran a llegar a nuestras costas).

"Casi todo el mundo sabe lo que Paella o Chorizo significa, pero palabras como yautía, malanga o morcilla dejan a la gente confundidas. Pero los días en el que la comida hispana significaba tacos y habichuelas refritas estan contados.

"De hecho, al público sentirse mas atraído por la comida de España, Latinoamérica y la de las islas, el término "comida hispana" simplemente no es suficiente. Estoy escribiendo este libro principalmente para compartir estas recetas con ustedes, pero también para aclarar confusiones, como las de mi amiga Roseanne. Después de encontrármela en la calle recientemente, la invité a mi casa a cenar, y asi conversar sobre los viejos tiempos. Cuando le pregunté que prefería que le cocinara, respondió sin titubear "comida hispana"!

"Le preparé una comida Española maravillosa, un menú que estaba segura le iba a encantar: Mejillones Rellenos, Pollo con Hongos, y Arroz con Azafrán. Me miró sorprendida y dijo: "Pensé que íbamos a comer comida hispana, o sea, arroz con habichuelas y chuletas de puerco, como lo hacía tu Mamá!". La mayor parte de la atracción que siente el no-hispano por nuestra comida es por la comida típica, la comida del alma, los platos simples y placenteros que mi amiga recuerda de tantos años atras.

"Este libro esta colmado de esos tesoros, y no solo de Puerto Rico y España, pero de Cuba, Santo Domingo, América Central y América del Sur. Cada país tiene su comida propia, y es un placer para mi traer esos platos a ustedes, y mostrarles la diversidad de la cocina de estos países. La fascinación por la cocina Latina esta creciendo y veo evidencia de esto por todos lados. Ya no es necesario para mi el viajar a la Marketa de la calle Essex en el bajo Manhattan, o al mercado de la calle 125 en El Barrio, como cuando era niña. "Al igual que la cultura y la música Latina, la comida Latina ha llegado a todos los mercados. Usted puede entrar a cualquier supermercado moderno y encontrará algunas de las comidas de mi niñez. Estoy segura no tendrá problemas localizando los ingredientes necesarios para cocinar las recetas de mi libro, pero les sugiero alternativas siempre que es posible, por si acaso.

"Nosotros los Latinoamericanos somos gente apasionada. Somos conocidos por nuestra música, danza, herencia y principalmente por nuestra comida. Podemos crear poesía, sobre su aroma embrujante, colores y texturas.Hasta que lleguemos a conocernos personalmente y yo pueda cocinar para usted, le invito a disfrutar de esta colección de memorias y recetas. Eliga una o dos recetas que le parezcan particularmente buenas y prepárelas el próximo día que tenga a su familia y amigos juntos."


Brooklyn, 2005
Daisy Martinez

"...me dí cuenta que esta celebración de la vida y la familia a través de la comida era verdaderamente una experiencia que todos teníamos en común."


Produced by/Producido por A La Carte Communications               Site design by/Página de internet diseñada por PHAROS interactive LLC

All content on this site copyright©2005 A La Carte Communications